Reflexión #1 #nombredelproyecto #bettyfriedan

REFLEXIONES
“el problema que no tiene nombre”

Betty friedan

Desde el principio sabía que mi proyecto trataría sobre las mujeres. Pero quería centrarlo en un aspecto, un descubrimiento en particular. Pensé, miré y soñé y seguí sin saber dónde poner el foco, qué alumbrar, qué vislumbrar.

Me he dado cuenta de que una parte sola no cuenta. Me he dado cuenta de que nuestro problema no tiene nombre, porque los tiene todos. Las mujeres tenemos un problema político, social, cultural, económico, lingüístico, emocional, físicocorporal, familiar, sexual, omnipresente. En todas las facetas está, en todos los instantes se puede encontrar.

Así que quiero abrir puertas, todas las que se me ocurran. Luchar contra mitos arraigados y enraizados, otros abatidos a base de años, siglos, pero todavía en pie, y otros quizá inconscientes casi transparentes.

Será un juego de clichés, estereotipos, hechizos, prejuicios, poderes, verdades y mentiras, utopías, incredulidades.

Un juego en el que tienes que entrar de lleno, en que tienes que mantener los ojos abiertos cada minuto del día. Para no perderte detalle de este mundo lleno de trampas. Trampas históricamente aceptadas. Trampas categorizadas. Trampas teñidas de neologismos, hombrismos, arcaísmos, sexismos y demás ismos. Del -Ismo primero de este proyecto: feminismo.